1. En busca de la calidad

    Aparece una nueva iniciativa que pretende fomentar el acceso a ebooks y aplicaciones infantiles de calidad. Se trata de una nueva etiqueta que lanza La souris grise, la Appli d’Or:

                                         

    El comité de selección estará compuesto por padres y profesionales de sectores relacionados. La obtención de la etiqueta obedece a siete criterios:

    1. L’originalité / la créativité
    2. La démarche d’apprentissage
    3. Le ressort ludique
    4. Le design
    5. La qualité sonore
    6. La qualité d’animation
    7. L’ergonomie

    Y tiene como objetivo el fomento de contenidos de calidad para los cada vez más numerosos y accesibles dispositivos electrónicos.

    Esta iniciativa se une a otras como el premio convocado en Bolonia, los manifiestos de este tipo, y los deseos personales y profesionales de muchos de nosotros. Y muestra la preocupación común por establecer criterios de calidad de los que trabajamos de una u otra forma en contenidos para niños.

    La información proviene de aquí, página a la que llegué a través de @lecturalab.

  2. Libros, cine, aplicaciones

                     

    Miren que me gusta Shrek. Me gustó el álbum en el que se inspira, de William Steig:

                                          

    Me gustaron las películas; si no todas, casi todas. Incluso el toque comercial de los argumentos me parece bien llevado. Creo que es un personaje potente, que gusta a adultos y niños, y que en su momento sirvió para que mecanismos como la ruptura de las convenciones sobre cuentos de hadas, la ironía o la subversión ante las obras canónicas para niños llegasen a más gente.

    Ahora bien, decidieron hacer un álbum, el "álbum de la película". Ya imaginan lo que eso significa. Y lo mismo han hecho con la aplicación: una selección de capturas de pantalla de Shrek 3 a las que se añade un texto en absoluto literario que consiste en un resumen de la película (un resumen de esos que haríamos en el colegio para que el profesor compruebe si nos hemos leído el libro, aunque no hayamos entendido nada) y, por aquello de que tiene que ser interactivo, unos cuantos ruidos de grito de ogro y algunos diálogos de los personajes.

    No hay ritmo, no hay tensión narrativa ni caracterización de los personajes. No hay una interactividad que ayude a la historia a desarrollarse o a comprenderse mejor. En fin, supongo que estas producciones cumplirán otro tipo de funciones de las que no soy yo público objetivo, simplemente cuidémonos de decir que porque lleve letras esto es literatura.

  3. ¿Qué ofrece la innovación tecnológica a la tradicional necesidad de contar historias?

    Realidad aumentada, los fuegos artificiales de la era digital: un espectáculo sobre el que pensar y empezar a elaborar.

  4. Vistosas exploraciones en libros pop-up…

    ¿Escenarios decorativos u originales espacios donde contar historias?

  5. ¡Se me olvidaba incluir al divertido Hobo Lobo en los destacados! Es una creación de alguien que, en sus propias palabras “decidió hacer algo. Y lo hizo. O lo está haciendo. O, bueno, lo que sea”.

    ¡Se me olvidaba incluir al divertido Hobo Lobo en los destacados! Es una creación de alguien que, en sus propias palabras “decidió hacer algo. Y lo hizo. O lo está haciendo. O, bueno, lo que sea”.

  6. Muy al borde de las fronteras literarias. The Ice Book, un libro que se convierte en escenario teatral sobre el que se proyecta la historia. Aquí se enlaza el making of. En la misma página puede verse un vídeo sobre el funcionameinto de la obra.

    Muy al borde de las fronteras literarias. The Ice Book, un libro que se convierte en escenario teatral sobre el que se proyecta la historia. Aquí se enlaza el making of. En la misma página puede verse un vídeo sobre el funcionameinto de la obra.

REFLEXIONES SOBRE LA LITERATURA INFANTIL EN ENTORNOS DIGITALES



Share |